<$BlogRSDUrl$>

Monday, December 29, 2003

McClatchy citando a Robert Pinget: "I am now convinced that in a work of art we do not try to conjure up beauty or truth. We only have recourse to them -as to a subterfuge-"

Sunday, December 28, 2003

María dice que cuando Pereque se desvaneció en el frí­o calambre de la mala, los otros perritos ladraron, en el instante justo, ante el fantasma con medias. La ausencia de lo amado desordena el universo, pero se anuncia invisible con su terso silencio, aun para los pichis. Le dije a Mari que le ponga una naranja a Pereque bajo el magnolio que lo escolta, de mi parte. Perequito en su camita de tierra, con su almohadita de cascotes y la punta de la lengua entre los dientes, abstraído cuerpito, mientras la tierra lo pasea como una calesita en su fauce. Una enfermera me dijo una noche if you thirsty you have a fruit, y me dio una naranja como un sol, que me sostuvo como un beso. Cuando yo era chiquito mi padre era gerente de Pepsi y traí­a enormes bolsas de naranjas blancas, cubiertas sólo de ollejo. 'Te voy a decir un secreto industrial' me dijo mi padre, 'la Mirinda Naranja se hace con la cáscara, no con la pulpa'. Así que sobraban cantidades de naranjas, que Pindapoy tampoco quería y llegaban a casa en bolsas de red verde, como pelotas de tenis. Yo guardaba el secreto de las naranjas blancas. El horóscopo de la revista 'L' dice: 'when i was nine, a shop clerk warned me against the dangers of poorly masticated nacho chips; she claimed there was a danger of internal bleeding. Later that week, depressed, I tried to eat a whole bag, chewing as little as possible: nothing. Virgo, this tell us what? That sometimes the world watches out for us, even when we wish for the worst , even when we wish for the end." Pero yo descreo de la astrologí­a. En Boulogne (Argentina), Celina decí­a que era común la muerte por tragar por error el cordón umbilical de las naranjas, que cobraba vida y te estrangulaba por dentro. En realidad el cuerito blanco ese era un vampiro, como el bicho canasto, condenado a aguantar rodeado de pulpa, la llegada de algún desprevenido. La vida del vampiro del naranjo es limitada, así que por eso, decí­a Celina, siempre encontramos esa especie de momia delgadita. Yo le creí­a todo, y ella explicaba que esos gusanos que en los duraznos encontrábamos eran parientes cercanos pero ineptos de los monstros, que se habían equivocado de fruta para esperar a sus víctimas, sin salir de su estado fetal. De niño abrí­a las naranjas con una crucecita de madera, por si aparecía el vampiro siempre ausente y su ausencia agigantaba su realidad. Anyway la naranja siempre triunfaba sobre el mal, y cuando la enfermera me dio mi fresca naranja nocturna no pensé en el vampiro, su ausencia en todo caso confirmaba el dulce goteo de la vida que dudaba entre irse y quedarse. Como la ausencia de las estrellas confirma la estúpida adivinación, porque en la especulación estelar no podemos sino amar y creer en las vagas luces del todo inalcanzables. Otra mascota muertita en la vida de uno, en el limbo muy thin de la memoria muy escasa, como apretados en la fruta, Brendita, Dompi, Sultán, Perlita, Duque, Corbata, Coochie, Facundo, y ahora Pereque, que se comía las cáscaras y nos dejaba las pulpas, por algún secreto industrial inconfesable. Nombres estelares de una constelación que por suerte no dice nada ni pretende. Fuegos fatuos, naranjines como un beso. Te fuiste a la mierda me dicen acá.

Tuesday, December 23, 2003

En una review sobre un corto de Pasolini: "El movimiento popular destroza a Yago y a Otelo, pero Pasolini no olvida que son nada más que títeres que deben decir, so pena de ser dados de baja, un texto que no les pertenece. () Ya arrojados por el sepulturero (el estercolero cantor) a un basural, desde allí, y sólo desde allí, desde su agonía, convertidos en hombres porque ya no sirven más para títeres, observan la naturaleza. El más joven dice: “Y eso ¿qué es?”. El más viejo le responde: “Aquellas son...son las nubes”. “¿Y qué son las nubes?”. “Quién sabe”. “¡Qué hermosas son! ¡Qué hermosas!”. “¡Dolorosa, maravillosa belleza de lo creado!”. La imagen congelada de las nubes recortándose en el cielo cierra el film."


Saturday, December 20, 2003

Mientras Pereque come sus últimas cáscaras de mango y papaya, sin que su intuición le diga con claridad que no verá más que un dí­a después de Navidad, pues pasará al noni noni eterno el 26 según dicen sus madres putativas, para aliviar el dolor del futuro, leo que la hija de Diane de Prima a los once años de edad decíaa que extrañaba aquellos viejos dí­as de la infancia, que eran tan duros pero tan hermosos ("I really miss those old days"), y pienso si Pereque recordará en el último minuto algo más que el olor de Carmen y Marí­a viniendo desde su despertar de cachorro hace una década, y si bien eso tan precioso se perderá con él, su percepción de perro colombiano, vagabundo casero, lo envolverá también de una especie de oro invulnerable, inaccesible a la muerte. P.K.Dick decía que cuando estuviera frente a Deus todopoderoso iba a sacar de abajo del pilotí­n a su gatito atropellado y mostrándole el amasijo de peluche y coágulo iba a decirle 'hablame ahora de piedad', como en un tango. Me lo imagino cantando en la luz rosada de hecho, "Hablame ahora de piedad/ tatita turro..." como si cantara en el famoso fumadero de opio del barrio chino de La Boca. Todo es azul en el opio, dice De Quincey, sin embargo. Cuando me abrieron cual langosta y mi corazón sacaron de la caja y casi me moría yo estaba como Pereque envuelto en el amor de mis madres reales y las putativas, y todo estaba en un orden japonés, tanto así­ que fue raro haber sobrevivido. 'Don't worry you don't belong here' me decía el enfermero que me llevaba en la camilla al matadero. Y yo me preguntaba si se referiría al hospital o a la Tierra. Otro xmas como el tema de Pototo acentúa la cualidad de la pregunta. 'Mr Pesoa its snowing!" me decí­a la enfermera filipina cuando yo estaba más del lado del mausoleo que del de las naranjas. Nevaba y nevaba y el olor de la nieve, que Pereque sabría apreciar, si le tocara conocerlo, superaba dulcemente el olor a remedio y caí­da de terapia intensiva. Todo era blanco. 'Tu blog se la pasa hablando de animales muertos y de Dios', me dijo una desconocida en un email. Dos entidades de ausencia evidente y presencia obstinada, sí­. Anyway creo en la existencia de Pereque y seguiré creyendo el 27, le dije. De Quincey decí­a también que el rulo de la digresión indirecta en algún momento rozaba la memoria en un doble movimiento, humo que se desvanece, rulo que se cierra sobre sí­, al dar vueltas en el panorama. Pero no me acuerdo las palabras exactas. Es como si lo que dijeran los demás al borronearse se convirtiera en un caracol, en una aurí­cula que guarda el eco bruñido donde se refleja la voz propia, el ladrido del reconocimiento.

Thursday, December 18, 2003

D. dice que le pusieron la ortodoncia en la hilera inferior también. Dice que depende la posición agarra HBO, y que cuando va al almacén capta radiodelplata. Le dijeron que cuidado con eating pussy porque puede terminar como the chainsaw massacre. Que diga que es piercing, que está de moda en Amsterdam. Que se saque las libélulas de los caninos (syyyyy). Que ralle el parmesano directamente en los frontales cuando ataque los próximos rigattoni. Que devuelva los barriletes.


Meg se compró un autito en la India y dice que lo bautizó a la usanza local, rompiendo un coco en el capot, a manera de champán sobre la proa, y que ahora le toca poner un Gneshito en el tablero, a falta de San Cristóbal y el 'papá no corras' de la patria mí­a. Lo digo porque mi padre tenía en cambio, equivocando de protector, una estampita de San Roque con su perrito adosado en el ventilete del chevrolet negro, porque el perrito de la estampita se parecía a Sultán, su chucho de la infancia, el que sacrificaron porque asesinaba vacas colgándose del cuello en hickies asesinos. El auto de mi padre era también perseguido por una calcomanía de Gardel que le ponía la persistente gente del garage por alguna razón de equivalente devoción desorientada, y que il mio padre sacaba con cocacola del parabrisas remontando la genealogía del culpable con detalle, porque era afecto a ese tipo de catarsis verbales. Lo que fue un hito en mi afición al poder de la palabra. Se lo comento a George al pasar, pero no me presta atención porque está al mismo tiempo peleando con la sposa Norma, quien fiel a su nombre, me dice Giorgio, se niega todavía a nombrar Venexiana Stevenson Rodríguez (en honor a una amada del Corto Maltés) a la hija de inminente nacimiento, por alejarse de las Rules. Le sugiero a George que la bautice a la usanza de la India en secreto paralelo, pero no rompiendo cocos ni botellas en el cráneo de la beba, sino lychees, y le sugerí­ que le pongamos Pandora Venexiana, porque además es más cool el nombre imborrable que el oficial, las Ritas ocultas bajo las Rosas, las Venexianas ocultas bajo las Lucías, los Vavos ocultos bajo los Antonios, las ciudades italianas bajo los bouquets, el Jackaroe Nippur oculto bajo el mismo George. Quien adhiere, diciendo: 'de acuerdo Gilgamesh', que era mi nombre secreto de infancia, hasta ahora que lo revelo con fines purificatorios. Es que hoy me apareció en el chat una Nanci que me confundió con un rosarino que se llama también gustavo pesoa, para mi incomodidad. Me decí­a: 'Gustavo no te acordás de mí­, soy Nanci la del kiosco!" Y yo, que me olvido de todo, le concedí un margen y le dije 'desolé, Nanci, de qué kiosco me hablás?' Y apareció un segundo en la webcam, dijo: 'tengo 82 años y creí que eras el otro'. Le pido que me diga algo del otro, y me arrepiento ipso facto. Nanci me dice que el rosarino homónimo vive en las afueras de Rosario, de rentas, entregado a una vida placentera rodeado de berro y uva moscatel. Yo vivo en manjatan, le digo, y en la heladera tengo un cachito de membrillo y media caja de pierogies. Odio los doppelgängers, me digo a mí mismo. Y a Nanci le digo: Nanci, no soy gustavo pesoa, mi identidad está en peligro, un gusto metengoqueir. Y al instante me llega un mail de Rodolfo con una foto de Pasolini y su madre, y Pasolini diciendo algo de la identidad suprema es masticar a la madre, o algo así­, consejo que no pienso seguir ni aunque venga de Pasolini, pobre madre mía, Esther Lucí­a, es decir, Estrella Luminosa, hija de Rosa Jacinta, madre del rey de Uruk en exilio, y sobreviviente del chevrolet en cocacola bendito. Es la una y media am, el deli de la vuelta está abierto voy a comprar uvas heladas porque en argentina son las tres y media y gustavo pesoa debe estar durmiendo.

Monday, December 15, 2003

Dunne dice lo que Rudin le decía ayudándolo a pulir un guión: "Deliver the moment, he would say. We need a stronger credit sequence, use the bookend frame, we have a POV deficit, we want another beat here, deliver the moment, stretch it out, this is clunky, Houston is too one-note, up it, cut all the Washington chat in the S&L scene, but save her line, "get the fuck out of my shot', it's who she is, lose the Taco Bell sequence, it's OTN (for 'on the nose') or OTT (for 'over the top'), split the first newsroom sequence, do it over two days, deliver the moment, goose the scene, deliver the moment, put the sex back in the first act, get the sex going in the newsroom, deliver the moment, we need more romance, deliver the moment, deliver the moment, deliver the moment, there's room for romance, it's a lover story. Explore what would happen if every scene went a few beats more, explore what is actually happening in a scene, not in a narrative but in an emotional scene; don't cut away from the key moment before it happens; get it closer to the emotional heart. Answer this question: why are Warren and Tally in love? Their passing trajectories, hers up, his down, should be cleaner and clearer. His message to her is, i'm not going anywhere but you can, and i can take you there. Have Warren say people don't want to hear the truth the truth hurts, and i'm not even sure i know what the truth is anymore. If it bleeds it leads. Better, but not good enough. Don't let it go dreary. Better line to the same point. Lose or improve. Needs work. Too hostile. modulate. Redo. Lose chicken salad out of chicken shit, it's OH (for 'old hat'). Deliver the moment. Cut. Change. Heat up. New line. Better line. Bio should be postcoital. Punch up. BRing down. Rework. Identify. Be hard. Stay Funny. Getting there. Put this up here, take that down there. Keep the hardscrabble. Make this scene more of an event. Clarify or change. Deliver the moment. More beats. Deliver the moment. Give bucky's line to Joanna, it's something a woman would say. Focus. Deliver the moment. "

Wednesday, December 10, 2003

Gabe me cuenta que a fines de los 60's iba con un amigo por Bleecker st, venían hablando de Vietnam, y de cómo un acorde de "Taxman" fue a parar a "foxey lady" y pararon en un lugarcito, pasando Bowery, que se llamaba Pablo's Magic Theatre y entraron y estaba todo a oscuras y en algunos rincones había muñequitos iluminados parcialmente por lucecitas tenues y al estilo de los títeres javaneses, contaban cosas con la sombra. El dueño del lugar les convidó un 'superb J' y los llevó al fondito detrás de una cortina, todo igualmente oscuro, y les dijo 'siéntense en el sillón' y se sentaron en un sillón muy profundo, ya mareados por el J, y frente a unos parlantes grandotes, y el tipo les dice, quiero que escuchen algo y Gabe me lo cuenta con la guitarra en la mano y me toca los primeros acordes de lo que les hizo escuchar este hombre, que era el comienzo de a day in the life de sgt pepper recién salido, y Gabe dice 'todo era tan nuevo, tan preciso, tan en su lugar, entonces, a pesar de los muertos, de la guerra, de la mugre que era ese barrio en esa época', y dice que pasaron siglos entre el comienzo y el 'i read the news today' y se acuerda de esos segundos como el momento en el que se dio cuenta de que algo estaba pasando en su comprensión, -aunque no comprendiera qué-.

Liz dice que subleteó un dept en Atlanta y habí­a unos libritos alemanes infantiles de un sapito que iba a todos lados con un patito-tigre (que tenía rayas negras sobre el cuerpito amarillito) y lo adoró a morir y no entendió nada del texto, en ningún momento supo qué le decí­a el sapito al patito-tigre, que podría tener para decirle, pero el sapito abrazadito al patito-tigre la mató de por sí­, digamos. Y el hermano le recordó que cuando eran chicos el tí­o misionero les decía que las abejas eran moscas-tigres, que nosotros escuchábamos zumbidos pero en realidad eran rugidos que el tamaño deformaba. Y contó que les dijo el tí­o que una vez hubo una guerra entre las abejas-tigre y las libélulas paraguayas y las libélulas al oir el rugido salieron dispersas enfrentando los vientos cardinales llamando a la mamá ("mamáaa") pero en guaraní,­ o sea: "syyyyyyyyy". Pero nosotros apenas si escuchamos un roce sibilante de la brisa, cuando nos cruzamos con alguna fugitiva. Lo cual me recordó el cuento de la Anderson de los bichitos gritando en japonés 'tasketéeee', o sea, 'socoooorroooooooo'. Pero no me acuerdo por qué.

Monday, December 08, 2003

En un blog del 2001 que ya no existe, leo:

"I have nothing to say: although I found this on a blog today:

'Kobal, the narrator of Peter Handke's Repetition, recalls a teacher who wrote fairy tales without plots:
"They were merely descriptions of objects, and each story dealt with only one thing, a thing which, as accessory or scene of action, must have been familiar to readers of folk tales. The subject of one tale was a hut in the forest, but without a witch, without lost children, without fire...; and beyond the seven mountains [in another tale] there was nothing but a brook, so clear that its bed could be mistaken at first sight for a road... According to the author, these 'one-thing tales' were supposed to be "sun tales' and manage without the usual 'moonlight of spooky adjectives', 'sun and subject' he thought were fairy tale enough; they were the 'situation'. A single glance at a treetop, he held, sufficed to produce a fairy-tale atmosphere."

And again from Handke, this time from The Story of the Pencil:

"The best thing, storyteller: get others, gently, to tell stories - make it your goal; and do it in a way that afterwards they feel that they had a story told to them (a wonderful one)." (')

Sunday, December 07, 2003

En el concierto, anoche, la muy tremenda Lila Downs cantaba:"Yo me canso// y no amanece// quisiera mejor rajarme// pero mis ojos//se mueren..." Y la chica le decía al chico en la mesita: "no me digas que estás llorannnndo?", y el chico dijo: "noooo, se me descolocó la lente de contacto" y le hizo un gesto que quería decir: "callate". Pero la lágrima dijo permiso y se rindió a la trenza cayendo de bruces a la baldosa flúo donde yo estaba knocked out hacía rato ya, convertido en un exvoto mixteca de devoción imprecisa. Y nos quedamos escondidos en el híjole un rato sin decir ni ay.


Saturday, December 06, 2003

D. says: "Me pusieron ortodoncia. Parezco un Dodge Polara humano."

Friday, December 05, 2003

Paul Mazursky: "One day in Rome, where we shot the last month of 'Tempest', Gena [Rowlands] came to me and told me she would not appear in the goat sacrifice scene. I was shocked. She explained that John [Cassavetes] had told her he was going to sacrifice a real, live goat. "He is disgusting", she said.
"Gena, you must be kidding. we use a live goat only when he holds it up for you to see. then we cut away to you, and when we cut back, we use a goat skin with fake blood on it. Are you kidding? I'd never let them kill a goat!"
But nothing seemed to assuage Gena's fears. I confronted John in front of Gena. he looked at me and smiled his most devilish smile. "Oh, no. I'm going to slice that goat's neck." And he showed us how he'd do it.
Gena flipped. "You see what I mean? He's going to kill the goat. Count me out!"
For two weeks this charade went on. Finally, I began to believe that JOhn might actually think he would kill the goat. I asked John and Gena to join me for dinner the night before the scheduled goat sacrifice scene.
"Please, John. Tell Gena you're kidding."
He laughed. "I'm not kidding. I'm going to kill that little squiggly, eensie weensie, baaing goat."
Gena excused herself and went to the ladies room.
"Come on Joh, you're scaring Gena. Stop the games."
Cassavetes looked around, got up, went to the ladies room of this Roman restaurant. He knocked at the door. "Gena, Gena. Come out, come out wherever you are."
"She probably sneaked out the back door,"he said, grinning. Then he spoke into the phone. "Hi, honey. You didn't stay for dessert....What?... Oh, yeah... I'm going to kill that nasty goat..." (")

Thursday, December 04, 2003

K., pintora danesa, le dijo a Marcela que puso un aviso requiriendo modelos que quieran posar gratis para retratos al óleo. Se presentó un sr viejito y obeso, y dijo que bueno, no cobraba, pero que él quería posar para desnudos. K le dijo que ella sólo quería pintar la carita, y le dijo que la de él era muy interesante. El señor le dijo que no era un pervertido, que era nudista nomás. Pero renegando un poco aceptó igual. Durante las dos primeras sesiones era imposible borrarle la cara de pesar, o callarlo, porque se la pasaba refunfuñando, o suspirando. Al final K le dijo que aceptaba que se desnudara, si eso lo hacía feliz. El viejito saltaba de contento, agitado. Parece que cuando se quita la última prenda siempre la patea para arriba y la atrapa en el aire, chocho de contento. Y se acomoda radiante y desnudo en el banquito que K promete arrojar al inclemente invierno cuando termine el retrato. El problema ahora es que la fisonomía facial cambió por completo, debido a la felicidad. La coherencia del retrato, ya avanzado, depende ahora de la posibilidad de regresar al viejito a la infelicidad, prematuramente, y sin quitarle el don de la ventilación. No sabemos qué decirle a K., ahora es demasiado tarde para inducirlo al pudor.

Tuesday, December 02, 2003

Zaqui dice que en las películas dobladas en España, donde vive ahora, no sólo traducen sino que adaptan y -por ejemplo- donde originalmente se dice: "esto está desolado como Omaha" la voz del doblaje dice "esto está desolado como Albacete". Y en una de las Alien un soldado a punto de atacar a las criaturas dice: "Vamos amigoz, terminemos con eztos batrazios y vámonos de tapas".


This page is powered by Blogger. Isn't yours? imagen Nedstat Basic - Free web site statistics